¿Cómo sería la primera clase de iniciación de una sumisa?

Escrito por Super User el . Publicado en Uncategorised

mazmorra madridLo primero que debemos de tener claro, es que es necesario establecer un escenario adecuado entre el Amo y la sumisa no iniciada y respetar las reglas de oro del BDSM: Sensato, Seguro y Consensuado.

Las tres formas principales de relación: B/D (Bondage y Disciplina); D/S (Dominación y sumisión) y S/M (Sadismo y Masoquismo) Nosotros nos centraremos en D/s, Dominación y sumisión.

Las dos partes se han comunicado su rol, mediante mensajes, chat o una quedada anterior, comunicar el tiempo habitual para cada clase, ceremonias, rituales, gustos, límites, experiencias, preferencias, vestuario, compatibilidades, incompatibilidades, necesidad de protecciones… y todo lo necesario que deben de conocer ambas partes, porque no olvidemos que todo esto es un juego de rol y es necesario el conocimiento por parte de Amo y sumisa.

En una primera sesión, hay una cita previa de conocimiento por ambas partes, y si esta cita se realiza en un local públicamente mejor que mejor, ya que algunas de las partes, puede tener otro concepto, ideas o incluso no estar a gusto con la otra persona y es el escenario ideal para cortar, lo que no debió de haber empezado, y es mejor elegir el anochecer, para que la propia luna sea nuestro cómplice y tengamos relajadas nuestras defensas, activadas por el día; ya que hablaremos de muchos temas, incluyendo las clases, rituales y por supuesto haber dado el consentimiento mutuo.

En esta y en posteriores clases, la sumisa ha de tener claro que se entrega de forma totalmente libre y voluntaria y que en cualquier momento se puede dar por finalizado el entrenamiento, sin tener que resarcir ni dar explicaciones a la otra parte.

En cada clase, la sumisa, se entrega al Amo, por el periodo que marca el horario de cada clase

La inexperiencia hace que aquello que se ha visto por internet o en películas y que ha llevado a la sumisa a un alto grado de excitación, haga aventurarse en querer vivirlo todo con demasiada intensidad. Es un grave error que puede hacer que la sesión sea un tremendo desastre, olvidándose de las películas, ya que en muchas ocasiones la realidad, supera la ficción y hay que tener muy claro que no es lo mismo ver que sentir, en una sesión real no hay mandos a distancia.

En la sesión de iniciación, es necesario cuidar la imagen por ambas parte y olvidarse de otras figuras que puedan nublar los sentidos como es el alcohol sin medida o las drogas; no deja de ser un juego de rol y una vez se marcan las reglas, los jugadores, han de someterse a las mismas.

El respeto es sagrado y los límites, se cumplen; así tendremos una sesión para recordar gratamente y no pensar en ella como si hubiera sido un suplicio. Utilizando un lenguaje inteligente, conoceremos de la sumisa sus expectativas, límites y le comunicaremos que la realidad es a veces diferente y para saber si algo excita, es necesario probarlo y no se puede decir que no a lo que no se conoce.

En este escenario, es el Amo quien ha de poseer una probada experiencia y tiene entre sus manos a una sumisa no iniciada que quiere saber todo, experimentar todo tipo de práctica y de realizar sus sueños más morbosos que le excitan, con lo que es necesario no ser severo, estar muy atento al lenguaje del cuerpo y estar atento a los gestos corporales, preguntando en todo momento lo que va sintiendo o experimentando la sumisa, sus límites y avisándola en todo momento de lo que va a suceder a continuación.

Para el Amo, esta sesión de iniciación, es un reto y una responsabilidad, porque dependerá de su expertis, la vivencia positiva o negativa para la sumisa y la continuidad de las clases o de su entrenamiento, con lo que hay que estar continuamente preguntando si le gusta o podemos ir subiendo los límites y experiencias, sobre todo cuando empezamos con el spanking erótico; pudiendo dejarse el juego si alguna de las partes no está conforme.

La vestimenta a llevar en clases ha de ser por parte del Amo, sobria, elegante, tipo traje, cuero o una vestimenta adecuada de código, evitando excesos, adornos o similar.

La sumisa, en la primera cita es conveniente que lleve ropa informal, siendo lo idea una blusa blanca y una falda negra sencilla, la ropa interior, medias y ligueros acompañaran la vestimenta para el disfrute del Amo y en la primera clase, llevara una túnica nada mas o ropa de código que supervisara el Amo, no hay que olvidar que es un juego elegante y perverso a la vez, siendo la vista uno de los sentidos que despertaremos.

Lo habitual muchas veces, es que la sumisa, se deja guiar por otros sentimientos y deposita la confianza, en alguien no experimentado, con lo que el ritmo y los límites dejan otro sentimiento en la sumisa.

Es crucial, fijar una palabra que no tenga nada que ver con el lenguaje habitual, en donde ambas partes dejen de continuar con la sesión, y esto es aplicable durante toda la relación,

Lo ideal es buscar una palabra, no habitual en la relación como un color o el nombre de un electrodoméstico, ya que nunca olvidemos que esto es un juego y en cualquier momento, por cualquier circunstancia, se ha de dejar por completo, personalmente yo utilizo la palabra frigorífico” o “amarillo”.

Es crucial ir a esta primera clase de iniciación, con la fantasía en la cabeza, da igual lo extraña, perversa o extravagante que sea, ya que el objetivo es disfrutar del rol.

Por supuesto que hablaremos de las posiciones básicas que debe adoptar una sumisa, y aunque no existe un protocolo en cuanto a la posición que debe de adoptar una sumisa cuando está delante de su Amo, ya que carece de importancia, y serán tanto el Amo como la sumisa, quien ira definiendo las formas y posturas que más les agraden.

En una primera clase, ensayaremos las habituales y clásicas como son la espera de rodillas, con las manos detrás de su nuca, espalda o apoyadas en los muslos, en ese caso siempre con las palmas de la mano hacia arriba, estirada boca abajo en el suelo, y de pie con la cabeza mirando al suelo y las manos en sus laterales o entrelazadas detrás de las nalgas.

Es crucial que en cualquier situación, que la sumisa adopte, siempre ha debe mostrar respeto hacia su Amo, su mirada se dirigirá al suelo, hasta que el Amo, decida si quiere que lo mire o no.

En esta primera sesión, tendremos también una escena donde la sumisa, ejercerá de sirvienta, cuidando su vestimenta y su postura para sentarse cuando haya servido al Amo y practicaremos ataduras, azotes y vela, fijando de antemano las reservas y límites de la sumisa.

Puede haber sexo, si se pacta de antemano ante las partes, pero en el juego de la sumisión, todos los componentes y variantes son amoldables a los gustos de los dos y solo está la máxima de que la sumisa ha de acatar todos los deseos y gustos del Amo.

Si da tiempo, ya que las sesiones suelen tener una duración de hora y media, podemos hablar en la clase sobre , preservativos, lubricantes, lencería, juguetes eróticos de sado, la importancia dela higiene, limpieza y cosmética erótica y por ultimo terminaremos con aceites y cremas, ya que a última media hora se destinara a conocer el cuerpo de cada uno, tanto por parte del Amo, como por la sumisa.

El ser Amo Mentor, no conlleva relación sexual, ya que como es normal, la sumisa llevara a su pareja a las clases y deberá de consentirlo su pareja, indicándole al Amo Mentor, limites ajustables.

En cuanto al precio de las clases lo normal es aplicar una tarifa de entre 30 a 50 euros que estará normalmente supeditado a los alumnas por clase, no pudiendo nunca ser una clase de más de 7 alumnas y 10 euros menos para los acompañantes.

Es complicado detallar como es una sesión de iniciación porque cada sumisa es un mundo y para gustos colores, en ocasiones además viene acompañada de su Amo o pareja, con lo que hay que establecer un adoctrinamiento más personalizado, una vez que se valoren gustos, límites y escenarios; pero lo habitual es el adoctrinamiento en cuanto a maneras, vestimenta y habilidades para dar satisfacción al Amo.

El Simbolismo

Escrito por Super User el . Publicado en Uncategorised

El Símbolo De Triskel •BDSM•

Su nombre es Triskelion o Triskel, y es un poderoso símbolo de la cultura Celta que representa los tres estados de la vida comparados con el ciclo del día: la niña inocente (amanecer), la madre (tarde) y la sabiduría de la mujer vieja (noche). Es un símbolo que representa poder en movimiento y renacer, por lo que es un tatuaje muy popular entre las personas que han sabido salir bien de los conflictos que les ha aparejado la vida, resurgir. Pueden ser vistos también como un triple 7 (un número muy sagrado, además de ser el número que sale cuando ganamos en los slots del casino). Este símbolo ha ido variando, curvándose y volviéndose un signo más parecido a un tribal.

Triskelion es un símbolo muy popular en Grecia. Significa literalmente “tres piernas” en griego, y efectivamente representa tres piernas unidas (formando una especie de hélice). Este símbolo aparece en los escudos de la antigua Grecia y en las tumbas de Irlanda, y luego fue adoptado por el cristianismo como representación de la santísima trinidad.

En el BDSM es el Triskel de origen Céltico, usado por los druidas y no en el triskelion, de origen griego. El simbolismo que encierra surge de la lectura de la novela, en 1954, Historia de O. Los tres bordes curvos, representarían las subculturas B/D, D/S, y S/M que dieron lugar al término genérico.

"El emblema de BDSM no tiene un significado obvio porque fue creado para ser enigmático. Para el observador común, es solamente una pieza atractiva de joyería. Por lo tanto, lo podemos usar como un saludo amistoso, un guiño, para otros aficionados que nos encontremos en nuestra actividad laboral o profesional de nuestra vida diaria. Para el que sabe, sin embargo, el emblema está lleno de significado". El emblema no es de uso libre, el autor lo tiene registrado, pero ha cedido el derecho de uso para fines no comerciales y Quagmyr lo describe del siguiente modo:

Significado

El círculo exterior representa la unidad, el poder, respeto e integridad compartidos dentro de una comunidad que se protege a sí misma y a sus miembros entre sí. Los rayos que parten del centro representan un látigo en movimiento o incluso un brazo levantado y listo para azotar.

Las tres partes negras entre los rayos curvados tienen tres significados:

- Dominación, sumisión y switch.

- Las tres reglas de oro del BDSM: Sensato, Seguro y Consensuado.

- Las tres formas principales de relación: B/D (Bondage y Disciplina); D/S (Dominación y sumisión) y S/M (Sadismo y Masoquismo)

Los tres agujeros interiores representan que un individuo, por sí sólo, es incompleto, necesita hallar su complementario. Los agujeros son el vacío existente hasta hallar dicho complementario.

El metal del emblema simboliza las cadenas del BDSM. Los tres campos internos son negros, representando el lado oscuro de la sexualidad BDSM.

El metal representa los grilletes que simbolizan servicio y posesión, los tres círculos negros escenifican el control sobre el lado oscuro de la sexualidad BDSM, mientras que la esquemática figuración de los brazos en aspa representa al spanking erótico. El círculo externo es significativo de la unidad en torno a la protectora comunidad.

El significado de las rosas

El capullo de rosa blanco, simboliza la sumisión. El color blanco representa la pureza del obsequio, el que sea un capullo y no una rosa abierta significa que su sumisión aún no es una flor completamente abierta. La sumisión no es total nunca, no es absoluta nunca y el sumiso nunca alcanzará el grado en que su flor no pueda abrirse un poco más para ofrecérsela a su Dominante.

La rosa roja abierta casi completamente, significa la dominación. El rojo representa la pasión y el deseo de poseer y proteger a toda costa a su sumiso incluso derramando su propia sangre por él. La rosa casi en plena floración simboliza que el dominante está preparado y es lo bastante maduro para aceptar tales responsabilidades.

El significado de pasar el collar por las llamas

Antiguamente el collar estaba hecho de metal fundido, calentado en las llamas y enfriado en el agua para templarlo después de haber quemado todas las impurezas. Esta acción de pasar el collar por las llamas simboliza el quitar de todas impurezas el símbolo de propiedad que el Dominante ha entregado a la sumisa.

Todas las influencias externas son consumidas en el fuego del deseo de proteger y defender a la sumisa. El templar del metal cuando se expone a las frías aguas, fortifica el compromiso de sumergirse en las aguas de la vida. Hoy nosotros sólo simbolizamos esto pasando el collar rápidamente por la llama, para no dañarlo.

El significado de la sangre

Pinchar el dedo de la sumisa es símbolo de tomar su virginidad. El sumiso ha intercambiado su sangre para entregarse totalmente al Amo. Las gotas en el capullo de rosa blanco tienen el mismo significado

El acto de pincharse el Dominante su propio dedo significa el consentimiento para entregar su sangre para proteger y defender su propiedad. Las gotas de sangre que se mezclan es el símbolo de la unión de ambos.

Apretar las heridas juntas permite que la sangre se mezcle, simboliza la unión de ambos como parte de una misma familia.

Cambiar las rosas es el símbolo del obsequio de sí mismos que uno hace al otro.

El significado de la cadena

La cadena es una serie de los eslabones que representan todos los acontecimientos que han ido sucediendo para llegar a sentirse unidos. Cada uno se engancha con otro para completar la cadena. Pasarla por la llama simboliza la purificación de todos los acontecimientos que han vivido juntos, así como también sus pasados.

Todas las cosas malas son consumidas y sólo lo bueno permanece. Envolver la cadena alrededor de un Amo y una sumisa, es una imagen visual de la unión de dos almas en una. Esta cadena nunca se usa para ninguna otra cosa, excepto para una ceremonia semejante por la persona que recibe esta cadena como un obsequio. Normalmente pasa de unas generaciones a otras y se considera un obsequio muy valioso.

El significado de los pétalos

La mezcla de los pétalos significa el mezclar su vida. Las parejas normalmente los tienen en algún tipo de frasco decorativo, una vez que los pétalos se han secado completamente. en el momento de la muerte, una parte de esos pétalos se coloca sobre el cuerpo para mostrar un lazo que se extenderá más allá de la tumba.

Muchas leyendas dicen que han florecido rosas en las tumbas de las parejas que se han amado profundamente durante su vida física y que aún en la muerte ellos muestran la evidencia de su amor eterno en la forma de rosas que florecen de nuevo sobre sus tumbas.

La Ceremonia

Escrito por Super User el . Publicado en Uncategorised

mazmorra madrid

Cómo es lógico la ceremonia consta de diversas partes que deben ser preparadas con un poco de antelación. Se compone de tres actos fundamentales (Procesión de la Ofrenda, Oferta de Esclavitud, Ritual de Aceptación ) que pasaremos a relatar a continuación y se terminará con una fiesta o una comida de rol.

Antes del inicio de la ceremonia el salón se hallará iluminado de forma tenue por la luz de las velas encendidas y en él se hallarán ya el nuevo AMO, el Dominante Asistente y todo el resto de los testigos y acompañantes.

El nuevo AMO se encontrará sentado en el sillón preparado al efecto y delante del mismo, a unos dos metros, se situará un cojín ceremonial en el que se hincará de cuclillas el futuro esclavo al ser presentado a su Amo. La mesa baja se encontrará situada de forma lateral a este cojín y en ella se hallarán colocados de forma adecuada los elementos de Marca que utilizará en su momento el DOMINANTE sobre el esclavo.

Por su parte, el Dominante Asistente se situará a la derecha del nuevo AMO con el fin de prestar su apoyo y auxilio a lo largo de la Ceremonia.

En ese momento, y una vez que todos los asistentes se han acomodado, suena una campana para señalar el comienzo de la ceremonia. La misma empieza con la procesión de la ofrenda del esclavo.

La Procesión de la Ofrenda

La procesión entrará en el salón por el siguiente orden: sumisos acompañantes formados en filas de dos en fondo como mínimo; y, en la última fila, el futuro esclavo acompañado del Dominante Presentador (puede ser el mentor, educador, master u otro Dominante amigo).

Todos los que participen en la misma entrarán debidamente vestidos en el salón con una ropa adecuada al carácter de los participantes principales (ver el apartado de “El Vestido”).

Los sumisos acompañantes llevarán en sus manos (bien en ellas desnudas, bien en bandejas decoradas con pétalos de flores) las Ofrendas que presenta el nuevo esclavo a su DUEÑO.

Al llegar delante del nuevo AMO, los sumisos acompañantes depositarán las ofrendas en la mesa baja preparada a tal efecto; simultáneamente se irán abriendo en dos alas y permanecerán bien en pie, bien arrodillados sobre cojines hasta el final de la ceremonia prestando su apoyo silencioso a nuevo esclavo.

Los últimos en llegar son, lógicamente, el Dominante Presentador y el futuro esclavo. Al llegar ante el nuevo DUEÑO, el Dominante Presentador tomará al futuro esclavo de la mano y lo llevará ante el cojín especial situado ante el DOMINANTE que es receptor de esta especial entrega; el primero de ellos permanecerá de pie al lado del segundo hasta el momento de la aceptación del AMO.

La Oferta de Esclavitud

Empieza por la exposición que realizará el Dominante Presentador del futuro esclavo en la que hablará en beneficio del sumiso. Este Dominante dará un testimonio del carácter y el compromiso del sumiso con el estilo de vida D/s alabando sus cualidades y comportamiento.

Una vez presentado el futuro esclavo, el Dominante Presentador lo tomará de una de sus manos levantándolo del cojín hasta situarlo al alcance de las manos del nuevo AMO. Uno de los sumiso acompañante (elegido por el nuevo esclavo) depositará el cojín a la distancia adecuada para que continúen en la posición de entrega.

El Dominante Presentador, una vez cumplida su función, se retirará para sentarse al lado del resto de los testigos del acto.

En ese momento, el Dominante Asistente se dirigirá a la persona que se ofrece y le requerirá que exponga los votos con los que se compromete delante de su AMO y los testigos que les acompañan. El nuevo esclavo leerá con voz firme los votos que se compromete a cumplir respecto de su AMO. Esta parte de la Ceremonia de forma, una vez más, enunciativa podrían ser algo como esto:

“Dominante Asistente:

¿Ha venido ud. libremente y sin coacción a someterse al servicio del Señor o Dama [nombre o sobrenombre del nuevo AMO ]?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Así es, Señor (o Dama)

Dominante Asistente:

¿Acepta libremente que la duración de su servicio es de [dígase el tiempo, puede ser tiempo indefinido ] a partir de hoy día... del mes... de 200... hasta la medianoche del día del mismo mes de 200...?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Gustosamente acepto, Señor (o Dama)

Dominante Asistente:

¿Renuncia ud. a partir del día de hoy [... del mes... de 200...] a cualquier apariencia de libertad ficticia tanto física o mental como moral en beneficio de su nuevo AMO hasta la medianoche del día del mismo mes de 200...?

esclavo (mirándolo a los ojos):Renuncio con agrado, Señor (o Dama)

Dominante Asistente:

¿Usted jura solemnemente que usted llevará a cabo su servicio lo mejor posible, que se dará completamente a su AMO, sin poner ningún obstáculo a su voluntad, durante la duración de su servicio?

esclavo (mirándolo a los ojos): Así lo juro, Señor (o Dama)

Dominante Asistente: ¿Qué ofrendas a traído ante nuestra presencia como expresión del servicio que desea ofrecer?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Traigo mi cuerpo, mi moral y mi mente que ofrezco a mi AMO deseado (desnudándose de la túnica) Traigo mis votos que me convertirán en el esclavo de mi DUEÑO. Traigo una flor (o un rAmo) que representa la inocencia de mis intenciones. Traigo la cuerda con la que deseo representar mi atadura a ÉL Traigo esta correa para que ÉL me guíe y dirija en mi viaje por la vida

Dominante Asistente:

Lea ud. los votos a los que se compromete con su AMO

esclavo (con los ojos bajos ante su AMO esperado):

Me comprometo solemnemente a obedecerle inmediatamente, sin reserva y sin vacilación en todo lo que usted pida de mí.

Me comprometo solemnemente ser hermoso a sus ojos, y sonar gracioso a sus oídos.

Me comprometo solemnemente a servirle de la forma que UD. desee con todo mi cuerpo y mi alma en todo lo que usted desee de mí.

Me comprometo a que no habrá en este mundo nada ni nadie más importante que su servicio.”

Aquí finaliza esta parte de la Ceremonia pasando inmediatamente a la siguiente.

El Ritual de Aceptación

Acabado el Ritual anterior, el Dominante Asistente se dirigirá a la persona que recibe la ofrenda y le solicita que exponga claramente su aceptación o no del nuevo esclavo así como los motivos inherentes al caso; posando las manos de este último en las palmas del nuevo AMO.

Este iniciará un pequeño interrogatorio del oferente con el fin de confirmar la aceptación de dicha ofrenda. A lo largo de esta situación se irá viendo la aceptación de la situación. Como ejemplo de esta parte de la Ceremonia y de forma, exclusivamente, enunciativa vienen los siguientes hechos:

“AMO: [Repita después de mí]. Soy su Amo, Dueño y Señor.

esclavo (permanecerá con los ojos bajos ante su AMO): Usted es mi Amo, Dueño y Señor.

AMO:

Usted es mi esclavo.

esclavo:Soy su esclavo

AMO: Su cuerpo y su mente son Mías.

esclavo:mi cuerpo y mi mente son Suyas

AMO:No tendrá otra voluntad que la Mía.

esclavo: No tendré otra voluntad que la Suya

AMO:Obedecerá Mis palabras y Mis deseos.

esclavo: Obedeceré Sus palabras y Sus deseos

En este momento el Dominante Asistente va tomando los elementos de Marca y pasándolos al nuevo AMO, el cual los va imponiendo por importancia ascendente en el cuerpo del esclavo.

AMO: Desnuda vienes a mí, tu voluntad también estará desnuda. Recibe tus símbolos de esclavitud.

Con estas muñequeras y tobilleras simbolizo que todo ud. está restringido a Mi voluntad (poniéndolos en muñecas y tobillos)

Con este aroma represento la pérdida de su identidad en la Mía (rociándolo)

Con este collar simbolizo que todo ud. Me pertenece en público y en privado (colocándolo)

Con este símbolo queda ud. marcado indeleblemente como de Mi propiedad. (realizando la marca)

Con este látigo azotaré su cuerpo para que sepa lo que le ocurrirá en caso de desobediencia. (El sumiso se colocará de forma que pueda recibir fácilmente seis azotes en su trasero aguantándolos sin una muestra de dolor)

PasAmos a tomar ahora las Ofrendas del esclavo a su AMO; lo mismo que en el caso anterior, el Dominante Asistente los va tomando y pasándolos al nuevo AMO:

AMO:

¿Con qué objeto Me trae esta flor (o rAmo)?

esclavo:

Con el de entregarle mi inocencia.

AMO:

Que ella nos cubra. (deshoja la flor dejando caer los pétalos sobre ambos).

¿Con qué objeto Me trae la cuerda?

esclavo:

Con el de que ate mi voluntad, mi mente y mi vida.

AMO:

Que así sea. (toma la cuerda atando nudos con ella en el cuerpo del esclavo).

Por el nudo número uno, tu lazo se ha atado, tu vida estará junto a la Mía.

Por el nudo número dos, te prometo que acepto tu regalo y que comenzaremos una nueva vida

Por el nudo número tres, tu sueño se cumplirá, y Me entregarás toda tu pasión

Por el nudo número cuatro, te prometo aún más, que Mi Cariño por ti seguirá creciendo

Por el nudo número cinco, a partir de este día Mi poder estará contigo, con honradez y respeto, sin trucos

Por el nudo número seis, Mi control llevará tu cuerpo a la tierra y tu espíritu al cielo

Por el nudo número siete, el placer de la carne se consumará en la voluntad del AMO

Por el nudo número ocho, el placer del espíritu nos reforzará al uno en el otro

Por el nudo número nueve, Mi Amor por ti brillará siempre, el pensamiento de la eternidad se Me hace divino.

¿Con qué objeto Me trae una correa?

esclavo:Con el de que guíe y dirija mi viaje en la vida; pues es mi deseo pertenecerle y seguirle allí donde Usted elija llevarme

AMO:Acepto gustoso la tarea (enganchando la correa en el collar de esclavo) y recompensaré el servicio con placer y el incumplimiento con dolor.

Ahora póstrate ante mí.

El esclavo se arquea hasta que su frente toca el suelo ante su AMO, y su AMO pone su pie sobre la cabeza del mismo, mientras dice:

Soy tu Amo, Dueño y Señor. Y no serás de ningún otro mientras yo te posea. He hecho que despiertes de tu sueño y te he traído al reino de Mi voluntad.

A continuación el AMO toma al esclavo de las manos y lo levanta del suelo (con una caricia y un beso si le parece oportuno) finalizando de esta forma la Ceremonia y pasando a la cena o comida común de rol.

La sumisa se arrodilla con la cabeza baja y le ofrece una larga cuerda al Dominante, una cuerda que pasa a través de sus dos manos abiertas, y mientras lo hace dice con emoción: “esta cuerda simboliza mi regalo de sumisión, y te la ofrezco como prueba de mi entrega”.

Él acepta la cuerda y ata nudos en ella mientras recita:

“Por el nudo número uno, tu lazo se ha atado, tu vida estará junto a la mía”

“Por el nudo número dos, te prometo que acepto tu regalo y que comenzaremos una nueva vida”

“Por el nudo número tres, tu sueño se cumplirá, y me entregarás toda tu pasión”

“Por el nudo número cuatro, te prometo aún más, que mi AMOr por ti seguirá creciendo”

“Por el nudo número cinco, a partir de este día me esforzaré por dirigirte y mantener en ti la sensación de sentirte viva”

“Por el nudo número seis, mi poder estará contigo, con honradez y respeto, sin trucos”

“Por el nudo número siete, mi control llevará tu cuerpo a la tierra y tu espíritu al cielo”

“Por el nudo número ocho, el placer de la carne se consumará en la voluntad de AMOr que con esta cuerda me entregas”

“Por el nudo número nueve, mi AMOr por ti brillará siempre, el pensamiento de la eternidad se me hace divino”.

La Ceremonia de las rosas

El estilo de vida formal está lleno de tradiciones y ceremonias que rara vez son presenciadas por el mundo exterior y quizás uno de los rituales con más significado sea La Ceremonia de las Rosas. Esta ceremonia está plagada de simbolismo y mística desde hace siglos.

Aquí está una descripción breve de lo que implica y significa.

Un Lazo Eterno

Una pareja que ha decidido permanecer junta toda su vida e incluso más allá, a menudo optará por este ritual como una declaración simbólica de su compromiso eterno. Se usa a veces también para renovar una relación que ha atravesado un tiempo difícil y ha sobrevivido a la prueba. Hay muchas variaciones y las parejas a veces escogen añadir toques especiales para hacer de ello una ceremonia personal.

La ceremonia nunca es pública. Normalmente sólo asiste la pareja y uno o dos amigos cercanos. La sumisa lleva un solo capullo de rosa blanca. El Amo una rosa roja completamente abierta. Ambas rosas deben tener espinas en sus tallos y deben estar recién cortadas. Para el resto del ritual se necesita una cadena delgada de entre 2 y 2 metros y medio, varias velas o un quemador de alcohol (u otro combustible líquido).

La pareja, junto con uno o dos de sus amigos más cercanos, se colocan uno frente al otro. La sumisa, lleva un vestido sencillo y su capullo blanco. Su Amo, lleva la rosa roja, le quita el collar. Lo pasa rápidamente por las llamas de un quemador pequeño y se lo vuelve colocar. Mientras se lo coloca a la sumisa, hace una declaración de protección y guía por toda la eternidad.

Con una espina del tallo de su rosa roja, pincha el dedo medio de la sumisa y deja que dos gotas de sangre caigan sobre los pétalos blancos de la flor que lleva. Él entonces ofrece las espinas del capullo de rosa blanca al Amo y él pincha su propio dedo. Permite la caída de dos gotas de sangre una sobre la flor que porta la sumisa y otra sobre la suya propia. A continuación aprietan sus dedos juntos y hacen sus votos para permanecer unidos por la sangre.

El amo asistente coge la cadena y la pasa rápidamente por la llama y envuelven con ella a la pareja. Y la sumisa y el Amo hacen sus votos de compromiso, uniendo sus almas para la eternidad. Las rosas se tocan permitiendo que se "besen" las gotas de sangre y a continuación se intercambia. Se quita la cadena y se envuelve en una tela para conservarla la pareja tras la ceremonia. Las rosas se colocan en un solo jarrón y se llevan después a su habitación privada para que permanezcan como un recordatorio del nuevo lazo que unirá sus cuerpos esa noche.

Por la mañana, comparten sus esperanzas y los sueños de permanecer juntos por toda la eternidad y arrancan los pétalos de las rosas para colocarlos juntos en alguna cajita. Estos pétalos se mantienen allí durante toda la vida de la pareja, y una parte de ellos es entierra con cada uno de ellos cuando mueren. La cadena pasa a la familia o a algún amigo para que la use en su propia ceremonia de las rosas.

¿Cómo son las ceremonias de imposición de collar a una sumisa?

Escrito por Super User el . Publicado en Uncategorised

ceremonia sumisa mazmorra madridRelatar cómo es una Ceremonia de imposición de Collar a una sumisa, no es lo mismo que presenciarla; cada una es diferente, al igual que cada persona es un mundo y las personas cambian, los escenarios, los momentos; pero puedo relataros un protocolo de actuación de Amoduende, tratando de describir como es el ritual de esta ceremonia, cuyo vinculo es muy importante para las relación entre la entre Amo y sumisa, siendo esta estipulada por un convenido, estando estipulado por ambas partes.

La sumisión, existe desde que el mundo es mundo, tanto en el mundo animal, como en el humano, mencionándose en todos los manuscritos antiguos ya sean religiosas, sectas o filosóficas; la particularidad del BDSM, es que no te entregas a un ideal, a una causa o a una religión, no lo haces por gloria o por dinero, sino que dentro de ti habita la semilla de la sumisión y crece cada día; con lo que es importante que tomes una decisión adecuada encaminada a dedicar tu mente y tu cuerpo en dar placer a tu Amo o estar dispuesta a cumplir el castigo que te impondrá exclusivamente a tu Amo.

El sentido de la propiedad en la sociedad está muy marcado y en el BDSM, el collar que lleva una sumisa refleja una propiedad y un estilo de vida muy significativo, ya que es un símbolo exterior de posesión, que conlleva un compromiso entre el Amo y la sumisa, identificándolo como propiedad muy personal.

Es normal el sentimiento que tiene la sumisa, al igual que es normal que anhele ser el descanso de su Amo, servirle, adorarle, estar siempre dispuesta y caliente para tu Amo, a quien te aseguro que le encanta, al igual que su sumisión, con lo que su placer se acelera al mismo tiempo que crece el tuyo dentro de ti.

Este Amor encuadrado en un rol, conlleva dolor y sufrimiento, recordándote que cuanto más te castigue tanto físicamente, como psicológicamente, tu Amo, más te amara; los azotes, las cuerdas, la cera, la vestimenta de código y los complementos junto con los castigos formara parte de tu vida y aprenderás cuales son las cosas que más le gustan, porque cuanto el más goce, mas gozaras tú.

Las ceremonias como tal son eventos más o menos privados, en donde es necesaria la presencia de otras personas con lo que es necesario que este acto se realice públicamente con testigos y habitualmente se realiza al anochecer a modo de fiesta en donde ambos participantes son conocedores del rito y haber dado consensualmente su aceptación al ritual de la ceremonia.

La sumisa que se esclaviza voluntariamente, debe saber que dedicará su mente, su cuerpo y su placer a su AMO; es decir, que está dispuesta a entregar su libertad (perdiendo su capacidad de decisión) a otra persona, no a algún ideal o a alguna causa.

Que se está entregando no por dinero o por notoriedad u otra razón más o menos noble, sino porque es su deseo, su morbo, su inclinación y porque ante la persona a la que se somete y a la que servirá de forma voluntaria en todos los aspectos de su vida es la forma en la cual se encuentra satisfecha y plena.

Esta otra persona es un Amo a quien la persona sometida encanta; le encanta su sumisión, su entrega y su place, adquiriendo para sí mismo el compromiso de cuidar de la sumisa entregada; tanto de su cuerpo como de su mente y de su ánimo. En este sentido, procurará la mejor educación posible del mismo para que el placer proporcionado por el servicio del esclavo acelere el de este último, ocupándose de todos los aspectos del mismo y de que no le falte de nada.

Por otro lado, la razón de ser del Amo se encuentra en la satisfacción que siente al recibir todas y cada una de las muestras de sumisión de su sumisa, sintiéndose pleno en la entrega y el servicio del mismo.

Comienzo de la Ceremonia

Una vez que todos los asistentes se han reunido, han pedido su copa y están sentados suena una campana para señalar el comienzo de la ceremonia. En ese momento el Amo asistente, comunica que va a celebrarse la imposición de collares, convocando a la sumisa o sumisas que acompañadas de sus asistentes se adelantan a la parte frontal de la habitación, acompañados por el instructor o mentor.

Si la sumisa estaba bajo el cuidado de otro Dominante, tal como un protector, el entrenador o mentor, éste liberará oficialmente a la sumisa de su cuidado y protección. Si la sumisa lleva un collar de entrenamiento, se quita en este momento. Es entonces cuando la sumisa es declarada libre y puede ahora hacer su propia elección. La sumisa entonces pasará a situarse a la derecha del Amo.

El escenario queda de la siguiente manera: El Amo dominante, está en un sillón solo sentado, a su derecha la sumisa y a la izquierda el Amo asistente, que procurará vestir de código estricto pues su papel es fundamental en la realización de la presente ceremonia siendo su misión la de ejercer como el maestro de ceremonia y la asistencia al Amo y asegurarse de que todo esté preparado con antelación de forma satisfactoria y que están todos los complementos que se dispondrán en una mesita cercana.

Llegado este momento de la ceremonia, los Amos Señores y Amas Señoras, se irán sumando al acto, siendo las ultimas, las sumisas que no vengan acompañadas por sus respectivos am@s, serán asignadas al evento como damas de compañía de la sumisa, siendo ayudantes del Amo asistente.

Es normal en este tipo de eventos, la presencia de dominant@s, sumis@s y espectadores, con los participantes de la comunidad de bdsm, se situaran en los laterales y los espectadores delante del Amo, la sumisa y el Amo asistentes con sus ayudantes, pudiendo ser este ser hombre o una Domina mujer; siendo el encargad@ de la presentación tanto del Amo, como de la sumisa que estará colocada de rodillas al lado del Amo y reposara sus rodillas sobre un cojín de color rojo, dispuesto para la ocasión.

El Amo asistente, da comienzo a la Ceremonia de imposición de collares, con una presentación, primero del Amo y a continuación de la sumisa, a la que la vendara los ojos; a continuación, comenzara con el protocolo marcado y los asistentes a la ceremonia, conocerán el ritual de la ceremonia.

En la mesita, estarán todos los elementos necesarios para la ceremonia, el Amo asistente, encenderá con cerillas y no con mechero, el incienso y las tres velitas rojas de la mesita; pudiendo haber una luz de fondo, quedando la sumisa, postrada de rodillas sobre el cojín rojo, llevara en su boca la rosa blanca y situada delante del Amo, ofreciéndole el regalo que simboliza su esencia.

El Amo dominante debe ir bien vestido, portando un látigo de exhibición como símbolo de su dominación en este estilo de vida, siendo su vestimenta de traje formal o semiformal. La ropa de fetiche y/o código es aceptable en algunas situaciones y el Dominante puede elegir vestir de cuero o cualquier otro “traje para la ocasión” apropiado. La mayoría de los dominantes les gusta vestir como un caballero o dama de otras épocas si se trata de una mujer.

El Amo dominante, llegará generalmente acompañado de uno o dos de sus amigos más cercanos o de aquellos que la ayudaron en su papel de AMO o Ama. Uno de ellos lleva generalmente el collar para el Dominante que está a punto de reclamar a su sumiso y lo entregara al Amo asistente para que lo coloque en la mesita, junto con los demás complementos.

La sumisa llevara una vestimenta blanca, sencilla y elegante , tipo túnica; llevando el cuello desnudo, sin adorno alguno, y el cabello si es largo estará recogido con algún moño o trenza, pudiéndose adornar con pequeñas flores y aunque cada persona tiene estilo y gustos personales, es importante el buen gusto en este dia señalado y que cobrara especial importancia entre Amo y la sumisa, que vendrá acompañada por un mentor, amiga, o el amo asistente, que hablará en beneficio de la sumisa, dando testimonio de su carácter y el compromiso de la sumisa con el estilo de vida D/s .

La sumisa, puede traer a una o dos herman@s, para que la asistan a la ceremonia, siendo las encargadas de los preparativos del cabello o vestimenta.

En principio, y salvo mención expresa en contrario, al resto de los participantes se les solicitará que vistan de código estricto con la debida sobriedad el debido respeto para con la Ceremonia que se está llevando a cabo. Si existen dudas al respecto se debería hablar con el nuevo AMO o con el Dominante Asistente para concretar los aspectos necesarios.

El lugar de la Ceremonia

La ceremonia se deberá celebrar en un salón lo suficientemente grande para acoger a todos los participantes. En dicho salón existirán (como mínimo) los siguientes elementos:

Artículos necesarios:

  • Un sillón debidamente adornado para que se siente el nuevo AMO.
  • Una mesa baja en la que se depositarán las ofrendas de la nueva esclava a su AMO.
  • Mesa de altura normal, con tapete rojo y el símbolo de la escuela BDSM
  • Campana pequeña
  • 3 velas pequeñas
  • Jarrón para depositar las rosas
  • Cadena de 4 o 5 metros
  • Incienso
  • 1 Vela blanca de parafina
  • Un regalo de la sumisa al Amo en donde esta ofrenda, simbolice su esencia.
  • Un anillo ceremonial de BDSM que regala el Amo a la sumisa
  • Un Collar y una cadena (no unidos)
  • Esposas, muñequeras o tobilleras o cuerdas
  • Un látigo o fusta de montar a caballo
  • Un Dildo, bolas chicas o en su defecto un consolador
  • Un antifaz cerrado o una venda negra para los ojos
  • Dos rosas, una blanca y una roja
  • Un cojín rojo pequeño para la sumisa se arrodille
  • Contrato de sumisión en cartulina
  • Pluma o bolígrafo
  • Alfiler para la firma
  • Marcador: puede ser tinta, rotulador, gena, pircing, tatuaje…
  • Ropa de Sumisa
  • Asientos para todos los Dominantes que asisten a la ceremonia como testigos, así como, asientos y / o cojines para los sumis@s que participan, exclusivamente, de la alegría de la misma.
  • Velas y candelabros varios para la iluminación de la ceremonia.

Vestimenta:

En todo juego, hay una vestimenta y en este juego de rol, también existe; la comunidad BDSM, se diferencia por el estricta norma de la vestimenta de “código”, y a simple vista se puede ver inmediatamente el estilo, los colores y como estimula una buena vestimenta.

El Amo va de negro, no tratando de vestir como vamos a un funeral, sino de combinar el cuero, el látex o la ropa elegante, pero sin olvidar que el Amo, se le ha de notar su condición de Amo dominante.

La sumisa, ira bañada y perfumada a la ceremonia con una sábana, túnica o un vestido de gasa blanca siendo este el color que simboliza la pureza, en la presentación de la ceremonia, entregando cuerpo y voluntad a su Amo, siendo su comportamiento modesto, con voz de susurro, cabeza baja y las manos a la espalda en señal de sumisión.

Tras firmar el contrato de sumisión, el Amo asistente, cambiara su vestimenta blanca, por un vestido de código elegido por el Amo en donde no estarán ocultas sus partes privada.

Las Ofrendas:

Además de lo anterior, en la Ceremonia el nuevo esclavo ofrecerá una serie de presentes a su nuevo AMO; estos presentes indicarán siempre la vocación de entrega y servicio que tiene el primero respecto del segundo. Entre ellos, y a título meramente enunciativo, se sugiere que no falten:

  • Una flor de Lis o una rosa negra
  • Un escrito con el enunciado de los votos que hará la sumisa a su DUEÑO.
  • Una correa para engancharla a su collar
  • Una cuerda de dos metro y medio de longitud, aproximadamente
  • Un objeto que simbolice la sumisión absoluta del esclavo a su DUEÑO.

Los elementos de Marca:

Durante la Ceremonia la sumisa será aceptada a su servicio por el AMO; ello quedará definido por una serie de elementos que esté último colocará en el cuerpo del primero, representando la aceptación y la conversión de este en una extensión del DUEÑO. Como en el caso anterior, y a título meramente enunciativo, se sugiere que no falten:

  • El collar de esclavo con el nombre o el símbolo del Dueño reflejado en él de alguna manera.
  • Tobilleras y muñequeras de cuero.
  • Una fusta, azote, látigo o similar.
  • Un elemento que permita colocar el símbolo del AMO en el cuerpo del esclavo.
  • Un frasco de colonia para rociar a la persona sumisa con el aroma que desee el AMO.

El Amo asistente, preguntara a la sumisa que es lo que ofrece al Amo y cuáles son sus limitaciones para que este la acepte como sumisa de su cuadra y el Amo, reconocerá como posesión suya, reconociéndola ante la comunidad BDSM, dando comienzo al consentimiento ante los presentes.

El Consentimiento:

AMO: ¿Usted viene aquí libre y por su propia voluntad? ¿Acepta libremente que la duración de su servicio es de [dígase el tiempo ] a partir de hoy día... del mes... de 200... hasta la medianoche del día del mismo mes de 200...? ¿Usted jura solemnemente que cumplirá como sumisa lo mejor posible, me adorara y se me entregara a mi durante todo el tiempo que dure el contrato y cumplirá absolutamente todos mis deseos, durante la duración de su servicio?

Sumisa: [La sumisa hace votos de cumplirlo, asintiendo con su cabeza]

AMO: Repita después de mí: Juro solemnemente someterme a su voluntad, en la mente, [ toca la frente de la “muchacha” ] en el corazón, [ toca su pecho ] y en el alma [ toca sus labios]. [La sumisa repite tocando las mismas partes].

Sumisa: Juro solemnemente obedecerle inmediatamente, sin reserva y sin vacilación en todo lo que usted pida de mí.

AMO: Repita después de mí: Juro solemnemente ser hermosa a sus ojos, y cumplir todos sus deseos.

[ La sumisa repite las palabras del Amo]

[ Ahora el AMO puede levantar la barbilla de la “muchacha” para mirarla a los ojos. La muchacha debe echar hacia delante sus pechos y mirar a su Amo

AMO: [Repita después de mí]. Soy su Señor.

Sumisa: Usted es mi Señor.

AMO: Soy su AMO.

Sumisa: Usted es mi AMO

AMO: Soy su dueño.

Sumisa: Usted es mi dueño

AMO: Usted es mi esclava.

Sumisa: Soy su esclava

AMO: Usted es mi perra.

Sumisa: Soy su perra

AMO: Usted es mi puta

Sumisa: Soy su puta

AMO: Su cuerpo es mío

Sumisa: Mi cuerpo es suyo

AMO: Su boca es mía

Sumisa: Mi boca es suya

AMO: Su sexo es mío

Sumisa: Mi sexo es suyo

AMO: Usted dará placer a mi cuerpo

Sumisa: Daré placer a su cuerpo

AMO: Obedecerá mis palabras

Sumisa: Obedeceré sus palabras

El Amo, puede añadir más palabras si desea.

El AMO toma a su esclava: vAMO: Ahora soy su AMO y usted mi esclava, con lo que ambos firmaran el contrato y el Amo, le colocara el anillo de sumisión. cualquier contrato que tuvieran entre ellos será firmado por ambos, siendo testigo el amo asistente y dos presentes Sumisa: Entiendo y acepto, Señor

Cada una de las partes expresa en el contrato, obligaciones, responsabilidades, premios y castigos; debiendo ser firmado por los dos con una pluma y con una gota de sangre v[El AMO ahora se convierte en AMO y la sumisa ahora se convierte en esclava. Después de esta declaración. El AMO puede dará los 3 azotes de BDSM, o 3 palmadas a la esclava en la cara o en cualquier parte del cuerpo, según la voluntad del Amo, rociándola con gotas de la vela de parafina, según la duración del contrato

AMO: Ahora que he tomado posesión de usted, llevaré su regalo como símbolo de todo lo que deseo gozar de mi esclava.[El AMO toma el regalo y se lo coloca ].

AMO: Deme su flor, símbolo de su inocencia [La esclava le da la flor al AMO y se arrodilla ante él, las manos unidas a la espalda. El AMO deshoja la flor, pétalo a pétalo, y ambos miran cada pétalo caer al suelo, a continuación, el Amo, le coloca la rosa roja entre los dientes, que simboliza el amor pasional].

AMO: De la misma manera que he hecho uso de esta flor pétalo a pétalo, me propongo hacer contigo... Es cuando el amo asistente, ayudado de las sumisas ayudantes, quien desviste a la sumisa de su vestimenta blanca y le colocan la ropa elegida de Codigo. [La esclava cambiada de ropa se arrodilla ante el AMO, las manos unidas en la espalda y las piernas ligeramente abiertas. ]

El AMO fija sus condiciones:

AMO: Desnuda vienes a mí, tu voluntad también estará desnuda. Inclina el cuello y recibe tu collar. [ La esclava dobla el cuello para aceptar el collar le entrega el collar al Amo, con estas palabras "Yo le ofrezco esta correa a usted para que me guíe y dirija en mi viaje en la vida. Es mi deseo pertenecerle y seguirle allí donde usted elija llevarme." ].

AMO: Usa este collar siempre que yo desee que seas mi esclava. Un esclavo se debe hacer silencioso. Abre tu boca y recibe tu mordaza. [ la esclava abre la boca y acepta la mordaza ]. Habla solamente cuando te lo solicite.

Tu sexo es para mi placer. Ofrécemelo. [ La esclava se inclina para ofrecerle su sexo, y el AMO inserta el dildo en su interior o en el ano] Mi voluntad penetra las barreras de tu cuerpo. [ El AMO puede ahora divertirse con su esclava y el dildo ].

Ahora póstrate ante mí. [ La esclava se arquea hasta que su frente toca el suelo ante su AMO, y su AMO pone su pie sobre la cabeza de la esclava, mientras dice]: Soy tu AMO y Señor. Y no serás de ningún otro mientras yo te posea. He hecho que despiertes de tu sueño y te he traído al reino de mis deseos. [ pausa ]. Ahora preséntate a tu AMO.

El Amo se levanta del sillón, realizando un examen físico y visual, por delante y por detrás a la sumisa, increpándola con un pequeño interrogatorio, ella seguirá de rodillas con las manos en la espalda, esposada, con la flor blanca en la boca y con el antifaz puesto, que solo podrá quitar el Amo, cuando este lo desee.

Tras el interrogatorio y el examen visual, el Amo, pondrá una rosa roja entre los dientes de la sumisa y dará su aprobación para que juntos firmen el contrato de sumisión; tras acabar la rúbrica, le pondrá el anillo de sumisión y le impondrá el collar, que enganchara con la correa, marcando su propiedad con la marcar elegida; la dará los 3 latigazos de bienvenida a la Comunidad BDSM, y utilizara la vela, vertiendo una gota de cera, encima del cuerpo de la sumisa, por cada año de contrato, colocándola el dilbo y pidiendo auxilio al Amo asistente y a las sumisas asistentes, para que le quiten la vestimenta blanca y sea cambiada por la ropa elegida por el Amo; con lo que quedara expuesto delante de la comunidad BDSM, de que esta sumisa es propiedad absoluta del Amo.

La ceremonia, acaba con una cena fría, una invitación a copas o similar.